dialoga en Lima y en Loreto

Mary Jiménez y su cine de verdad

Solo puedes hacer una película con amor. Hay tanto tiempo y trabajo que si no tienes una motivación fuerte no la haces, no llegas.

Publicado: 2017-04-04

Gracias a la organización del Festival Internacional de Cine Transcinema los amantes del cine documental tuvimos la oportunidad de asistir a un ciclo dedicado a la documentalista Mary Jiménez. Su obra documental autobiográfica se caracteriza por el relato de la verdad, por la construcción de una historia íntima a través de imágenes que recuerdan mucho al cine experimental de Jonas Mekas.

Ella vive fuera del Perú hace cuarenta años y aunque en nuestro país el género documental ha adquirido fuerza recién hace poco, en Europa las películas de Mary han sido ganadoras de varios festivales. El documental “Sobre las brasas” ganó un premio en Taiwán y cuatro premios en Francia, y sus documentales se muestran en la televisión de señal abierta y en las salas de cine. “Del verbo amar”, documental autobiográfico hecho en el Perú, ha sido exhibido en el museo de cine en Francia y ya han sacado copias y libros de este.

Durante el Festival Antropología de la Intimidad: Los documentales de Mary Jiménez se presentaron algunas de sus más importantes obras hechas en el Perú. A propósito de ello, conversé con la directora sobre su trabajo en nuestro país.


¿Cómo llegaste al cine documental? ¿Qué opinas del interés que generan tus obras en el Perú?

Buscaba verdaderamente qué podía hacer, empecé a tocar el piano, a hacer fotos, y en un momento dado estaba haciendo fotos en la calle y ahí soñé que se movía la imagen y me desperté y pensé esto es lo que quiero hacer! Empecé a hacer en el laboratorio suposición de imágenes ¡ah eso que se mueve es cine! y me compré una cámara de cine. Filmaba la lluvia, la calle era todo muy experimental... entonces pensé: esto me gusta, esto es infinito. Terminé arquitectura y les dije a mis padres que quería irme a estudiar fuera. Tenía 25 años.

Acerca del interés de mis documentales aquí en el Perú, yo nunca me he preocupado en mostrar las películas aquí. Esto está sucediendo porque hay gente que le ha preocupado y es genial porque quiere decir que hay un interés y es nuevo, como Transcinema.

"le chant des hommes" mary jimenÉz y  Bénédicte  et moi


“Loco Lucho” es un documental autobiográfico que retrata a tu padre. A través de entrevistas con él y su entorno buscas, de alguna manera, pedirle cuentas de la relación que tiene con otra mujer a la que adoptó después de la muerte de tu madre. En este tipo de documental normalmente estamos buscando respuestas, sin embargo ¿cuánta madurez debemos tener respecto con el tema para enfrentarnos al pasado?

Tenía en la cabeza la historia de mi papá. En decirle ¿cómo es posible que este señor esté igual como empezó hace que X años, con esta chica? Lo vi como un ciclo, o un karma… Yo daba clases de cine en Suiza y cuando agarré el carro para ir a Bruselas en el camino pensé: ya, voy a hacer eso. 

Quería quedar con él con una película en vivo, no como la de mi mamá que se queda en una ausencia, en este caso fue diferente. Más pedirle cuentas, ¿quién eres? Yo pensaba 'tú no eras así como te conocía'. Tú puedes pedir cuentas sin necesidad de reclamar, era como ¿ quién es él ahora?

Yo había soñado que no veía, en el sueño el ojo estaba detrás de mi cabeza, como si el hueco del ojo no estuviera al frente.. y no podía ver. Lo interesante en la película es que tú (espectador) ves lo que vi que no sabía antes y era que él ha tenido esa relación con esa mujer porque mi mamá murió, y tuvo esta relación con esta mujer porque quiso salvarla. Para mi padre fue “ella no va a morir yo la salvaré”. Entonces veo que yo no lo sabía y lo he descubierto haciendo la película, esa es una razón para entenderlo, no perdonar porque no había nada que perdonar. Y lo vi cuando estaba en el proceso de edición, ahí me di cuenta ¡esto lo está salvando!

Al inicio del documental "Loco Lucho" le explicas a tu padre de lo que se trata el trabajo y le dices “Este es un regalo para ti". ¿Lo era? ¿Cómo es el proceso de creación de un documental autobiográfico?

Él se da cuenta de que lo que hice es un acto de amor. Él vio la película y solo puedes hacer una película con amor porque hay tanto tiempo y trabajo que si no tienes una motivación fuerte no la haces, no llegas.

Yo pienso que en algún momento en el proceso de creación, hay algo así como un núcleo de pregunta emocional, de cuestión sobre la vida que aparece y eso deviene en una película. El contrato con el espectador es poder decirlo porque el espectador tiene que trabajar en tu lugar, sobre todo en este tipo de películas, para que pueda entender qué viaje está haciendo y descubrir contigo qué viaje estás haciendo tú. Porque en esa película, en ese tipo de películas, tú no sabes dónde vas. No había un guion, solo preguntas. Solo sabía con qué imagen empezaba y con cuál terminaba y busqué en las cartas que él me mandaba cuando yo estaba en Europa. Durante el film le leía trozos de la carta, me gustaba ver sus cara, su rostro, ver cuál era su reacción al escuchar algo que él escribió hacía tantos años. El problema del documental es cómo abordas el pasado, cómo das cuenta del pasado, cómo das el viaje al pasado sin sacar, la entrevista o la voz off.

¿Y en la edición, sabías cómo ordenarla?
Tú nunca sabes cómo vas a editar la película, sabes que tienes una línea en el montaje de la historia. En Loco Lucho había una cronología y también mostrar mi relación con él a la familia de Bruselas, y mostrar a mi papá con sus amantes en la piscina, dos eran sus amantes. Un mujeriego, él se divierte…él ya se ha muerto a los 102 años. Una persona con una personalidad fuera de campo, auténtico con su propia moral, su propia filosofía, al margen de la sociedad. Su relación con ella es la que no entendía ¿ por qué ella? Yo creo que eso no importa en realidad, pero era algo que necesitaba resolver. Tenía que entender el proceso, para entender un poco más a mi papá.

del verbo amar


 “Del Verbo Amar” es un documental también autobiográfico, pero sin embargo a diferencia de Loco Lucho este se construye a través de un relato poético. Es un film íntimo en el que te muestras desnuda, en el sentido de que es auténtico, verdadero. Un documental en el que rindes homenaje a tu madre y en el que también entras en una búsqueda de tu pasado en Lima. Las imágenes nos retratan la Lima de los años ochenta, la Lima de los locos en la calle, la basura, el caos. Rescatas de la memoria esa Lima pero al mismo tiempo nos llevas de la mano a tu infancia en provincia y la relación que tuviste con tu madre que, lamentablemente, murió inesperadamente y nunca tuviste oportunidad de despedirte. ¿Cómo se construye una historia sin reparos?
Para hacer algo personal tienes que haber superado el problema que eso te ha causado y debe haber una distancia justa, si no es terrible. Yo he visto películas mal hechas porque la persona no puede abordar algo con total honestidad, porque tú sientes que hay honestidad si la persona se muestra desnuda y hay un momento en que la persona se muestra desnuda. Tienes que saber cuándo, cuánto tiempo y en relación a qué….es complicado. Tiene que ser por amor, no puedes hacer una película por rabia o por venganza.

del verbo amar


En el documental “Sobre las Brasas” ya no te ocupas del pasado, de la memoria, sino del presente y se realiza desde el documental ficción. ¿Pasa lo mismo con tu próximo proyecto?
Estoy trabajando con Bénédicte Liénard una película sobre la trata de seres humanos. He ido tres veces a Iquitos, ya pude llegar a la zona de explotación a la mina de oro. A mí no me gusta hacer una película si estás con miedo de que te van a matar o cámara oculta. ¡Eso es terrible! Hemos tenido que ir varias veces al lugar. Es una película entre ficción y documental y la protagonista actuará. Pero vamos a trabajar con actrices que hemos encontrado en el mismo sitio, no son actrices de profesión. Nuestra protagonista es una chica que vive en un refugio que ha sufrido violencia familiar y hará el papel de una chica que se llevan de Iquitos hasta Puerto Maldonado. Es la historia de la ruta, cómo ocurre el despojo de identidad, cómo se produce una esclava. Regresaremos para filmar durante ocho semanas y ver poco a poco si aparecen otras personas, fiscales. Poco a poco vas tejiendo la historia.


Escrito por

Inés Ruiz

Soy comunicadora, documentalista, e investigadora en temas de género y derechos humanos.


Publicado en