VacúnateYa!

El nuevo Movimiento de Mujeres en el Cine

Cuando la cámara se convierte en vehículo de trasformación

Publicado: 2018-08-17


Hace un tiempo estuve invitada a participar en el conversatorio titulado El rol de la mujer como sujeto de representación en el Cine en el marco del Festival de Cine Al Este, este interesante debate abrió muchas puertas de discusión en las que muchos de nostr@s coincidíamos, el rol de las mujeres en el cine dista de estar a la par del de los hombres cineastas. Este mes durante Festival de Cine de Lima se abrió también un importante espacio de conversación entre mujeres cineastas en donde el eje de la temática fue Cine hecho por mujeres, el encuentro se emitió en vivo y se ha compartido más de 6 mil veces lo que deja un importante precedente en la urgencia que existe por visibilizar la participación de las mujeres en el cine peruano.

El campo del cine es hasta ahora un área en la que las mujeres estamos relegadas a un papel que no es igual al del hombre. El patriarcado es imperante, sin embargo, hemos ido ganando espacios a través de esfuerzos en conjunto y mucha testarudez. De un tiempo a esta parte se ha ido viendo, muy lentamente, los cambios en los roles que ejercen las mujeres en la realización de Cine. 

Hasta hace algunos años el papel o las funciones que más ocupaban las mujeres en este rubro tenían que ver con puestos como productoras, directoras de arte o asistentes de dirección. Si vemos las cifras únicamente el 11% del mercado peruano está ocupado por mujeres (Tamayo 2018) y en el cine regional más del 90% de cineastas son hombres, muy pocas mujeres deciden quedarse en puestos como guionista o en la dirección de una película. Inclusive hasta hoy son pocas las mujeres que ejercen como operadoras de cámara, sonidistas o editoras. 

¿Por qué estos roles están o estaban pensados para los hombres? Sabemos que el cine es un vehículo de comunicación potente que muchas veces produce cambios y que otra funciona como mero vehículo de entretenimiento. Una de los motivos por el que las mujeres ocupan puestos que no tienen que ver con la dirección en el rubro de Cine de Ficción por ejemplo, es la poca confianza que existe de parte de los financistas hombres hacia las mujeres para producir grandes proyectos, según la documentalista Pamela Yates este rubro este dirigido por hombres, se requiere mucho dinero en cine ficción y a veces cine documental eso quiere decir que no tienen confianza en nosotras en poder manejar un presupuesto grande. Lo que pasa es que los hombre sienten más confianza en personas como ellos, Hombres blanco tienen más confianza en hombres blancos y jóvenes.

No se habla de las películas dirigidas por mujeres y es urgente que nuestro país preste especial atención a nuevos puestos en cinematografía y que las mujeres puedan optar a puestos de tecnología como son la cámara y dirección.

No obstante y como comentaron las directoras de cine invitadas al Festival Cine de Lima, el panorama parece estar cambiando sutilmente y nuevas generaciones de mujeres cineastas se animan a participar en estos Festivales. Este año se presentaron en el Festival once documentales en donde ocho son realizados por mujeres. El  premio Especial del Jurado y a mejor Guion se los llevó la película Los Silencios de Beatriz Seigner (Brasil-Colombia-Francia) y el premio documental fue para El Silencio es un cuerpo que cae de Agustina Comedi (Argentina).

¿De qué hablamos las mujeres en el cine? algunas temáticas giran en torno a historias personales, historias de la familia, historias de mujeres mayores de edad, historias de mujeres que no son blancas, de la lucha de la raza y la etnia. Pero también historias que cuentan la vida de otros hombres como la película Temporada de Caza de la directora Natalia Garagiola ganadora del Premio Epic. Por otro lado y en contra parte, habría que hacer el ejercicio de preguntarnos qué películas que están o han estado en cartelera en nuestro país son dirigidas por peruanas y que roles ocupamos las mujeres en estos films. Esto último es fundamental para entender cómo es que aún se siguen construyendo estereotipos en las historias que contamos. Este año algunas de las comedias que se han estrenado  como No me digas Solterona o el próximo estreno de la nueva comedia nacional Pipilepsia que, si bien solo ha presentado el tráiler, nos muestra cómo estas películas están cargadas de contenido machista en donde las mujeres representamos papeles de víctimas, mujeres abandonabas o frágiles en donde su mayor esperanza es conquistar el amor de un hombre. Estas películas, que por cierto tienen un público cautivo, repiten patrones de películas de Hollywood sin embargo debemos tener cuidado con lo que estamos representando en las pantallas.

Es cierto que el cine es un medio de entretenimiento pero considero también que el cine tiene el papel de transformar y de inspirar. La cámara que se puede convertir en una herramienta de denuncia o un arma de amor puede llevar a generar cambios positivos en nuestra sociedad. En lo personal, el documental que realicé en el 2012 Una Voz Estéril  y que reúne las voces de mujeres que fueron esterilizadas durante el régimen Fujimorista así como las opiniones de ciudadanos limeños, funcionó fuera de los circuitos o espacios de difusión local. Este documental adquirió valor dentro de las organizaciones de mujeres cuando ellas, las afectadas, se reconocieron y se fortalecieron al ver que la tragedia que ahí vivieron adquirió importancia y que sus historias pueden llegar a más mujeres. Es decir, a veces el audiovisual adquiere un valor inverso y se convierte en arma de denuncia,  así como en un escudo.

Finalmente, y ahora que las mujeres estamos ejerciendo más poder la creación del cine debemos exigir a las organizaciones de festivales que consideran nuestra participación, que podamos ejercer nuestro rol de madres. Por ejemplo, exigir guarderías en donde podamos dejar a nuestros hijos mientras participamos en las exhibiciones y entrevistas (Pamela Yates)

Existen pues aun espacios por conquistar y terrenos que ganar no estamos victimizándonos estamos ejerciendo nuestro derecho a un cine con perspectiva de género en donde la participación de la mujeres cineastas sea igual que el de los hombres

AGnes varda  pionera  documentalista


Escrito por

Inés Ruiz

Soy comunicadora, documentalista, e investigadora en temas de género y derechos humanos.


Publicado en